Se les instan a los residentes del condado a no evitar los hospitales, mantienen las visitas del medico

Reportes

(Victor Valley)– Al igual que otros en todo el país, muchos residentes del Condado de San Bernardino han retrasado importantes visitas al médico e incluso cirugías debido a restricciones impuestas por el estado o sus propios temores de contraer COVID-19. Los funcionarios de salud del condado dicen que ahora es el momento de considerar programar tales citas.

Los expertos médicos dicen que es especialmente importante que los padres con niños pequeños no eviten los exámenes médicos de rutina y las vacunas críticas.

El 22 de abril, el gobernador Newsom relajó su orden de permanecer en casa para permitir que los hospitales y médicos reanudaran la realización de cirugías electivas, que previamente habían sido suspendidas debido a preocupaciones de COVID-19. Estas cirugías a menudo abordan afecciones graves como cálculos renales o tratamientos oncológicos, y más retraso podría tener consecuencias médicas graves.

“Es importante que aquellos ciudadanos con necesidades urgentes de atención médica reciban la ayuda que necesitan en sus centros de atención médica locales”, dijo el Dr. Troy Pennington, médico de la sala de emergencias del Arrowhead Regional Medical Center. “Su salud es esencial, incluso durante una pandemia. Nuestros hospitales están seguros y preparados para manejar sus necesidades médicas. Posponer o descuidar su atención médica puede tener efectos perjudiciales a corto y largo plazo en su salud”.

Comience por ponerse en contacto con su médico. Nuestros médicos del condado aprecian las preocupaciones de sus pacientes con respecto a la infección, y muchas oficinas están tomando medidas para minimizar los riesgos de contraer el virus – que van desde mover a los pacientes inmediatamente a habitaciones privadas hasta pedirles que esperen en sus automóviles hasta que su médico esté listo para verlos.

Es particularmente importante que los padres mantengan las visitas médicas de rutina de sus hijos. Los pediatras de todo Estados Unidos están viendo una fuerte caída en el número de niños que vienen a las citas, y argumentan que es esencial que no se pierdan las vacunas cruciales. Enfermedades como el sarampión pueden representar mayores riesgos para los niños pequeños que el coronavirus, y los niños que no se vacunan pueden contagiar más tarde la enfermedad a otras personas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Close