Los hospitales de California y los funcionarios de salud instan a los residentes a abordar las preocupaciones

Reportes

(Victor Valley)– Enfermarse de COVID-19 no es el único problema de salud grave que surge de la pandemia de coronavirus: una preocupación creciente es el impacto de las personas que evitan las visitas al médico y descuidan tomar medidas para tratar enfermedades graves.   Un informe de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades encontró que en las 10 semanas siguientes a la declaración de una crisis nacional COVID-19, las visitas al departamento de emergencias disminuyeron un 23% para los ataques cardíacos, el 20% para los accidentes cerebrovasculares y el 10% para las crisis hiperglucémicas.

Inicialmente esto se debió a la preocupación de que los hospitales y consultorios médicos estarían invadidos por pacientes COVID-19; de hecho, muchas jurisdicciones, incluyendo el condado de San Bernardino, pusieron límites a los procedimientos no electivos durante los primeros días de la pandemia. Y muchas personas temían visitar un centro médico debido a la preocupación de infectarse.

Sin embargo, a medida que las tasas de hospitalización de los pacientes con COVID-19 han disminuido y los centros médicos se han vuelto diligentes en sus esfuerzos por proteger al personal y a los pacientes, los expertos en salud están instando a los residentes a visitar a sus proveedores de atención médica, tanto para recibir atención de rutina como para buscar tratamiento para las dolencias diagnosticadas.

“Los médicos han estado viendo un aumento en el peso y la presión arterial de los pacientes, condiciones como la diabetes siendo ignorada y cirugías retrasadas o incluso canceladas”, dijo Corwin Porter, director de salud pública del condado. “Las personas no deben renunciar a buscar tratamiento para tales condiciones. Obtener ayuda con prontitud a menudo es fundamental para evitar problemas de salud más graves en el futuro”.

El nuevo PSA fomenta la priorización de las necesidades médicas

Porter y otros funcionarios de salud pública, junto con médicos y hospitales, están promoviendo activamente la necesidad de que las personas soliciten tratamientos médicos para enfermedades no relacionadas con COVID-19. Por ejemplo, la Asociación de Hospitales de California (CHA) produjo recientemente un  anuncio de servicio público que anima a las personas a buscar atencion médica.

El CHA y otros expertos médicos están haciendo hincapié en que las personas no deben demorar en recibir la atención que necesitan, señalando que los hospitales y las clínicas están teniendo especial cuidado para mantener seguro al personal y a los visitantes. Por ejemplo, las instalaciones mantienen áreas separadas para el tratamiento de pacientes con COVID-19 y otras enfermedades infecciosas, y están limpiando y desinfectando ampliamente las habitaciones y los equipos, a la vez que se aseguran de que todos lleven una cobertura facial.

“Retrasar la atención podría conducir a un deterioro de las condiciones de salud y a complicar la recuperación”, dijo Porter. “Queremos que los residentes del Condado tomen las medidas necesarias para protegerse a sí mismos y a sus familiares de dolencias potencialmente graves”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Close